arolo

Arolo se encuentra dentro de las terapias energéticas, con connotaciones diferentes a un tratamiento de Reiki.

Arolo

Con la energía de Reiki y, a través de las manifestaciones del cuerpo y vibración del “paciente”, se busca el entendimiento y comprensión de nuestro “estado”, ayuda en la sanación del “dolor”.

Con la energía de Arolo buscamos la “raíz” de ese proceso, de ese problema, de ese “dolor”, de dónde viene y el por qué de su manifestación. Como metáfora, Reiki es el ibuprofeno para calmar el dolor de cabeza. Arolo nos dará la información de dónde viene ese dolor y el por qué del mismo.

Nuestro ser se divide en cinco campos o áreas: energético, psíquico, mental, emocional y espiritual. Y sobre alguno de ellos recaerá ese “desequilibrio” que nos causa la “enfermedad”.

El sistema energético del diagnóstico en Arolo utiliza una serie de códigos digitales que nos ayudan a testar estos campos y así poder “diagnosticar” y determinar dónde se encuentra la raíz y cuáles son los planos secundarios afectados.

Arolo, como principio holístico, trata la globalidad y totalidad del “paciente”, ya que todo está unido y ligado entre sí. Como en todo, siempre hay una causa que produce un efecto encadenado y colateral.

La técnica de Arolo se remonta al tiempo de la Atlántida, siendo utilizada por los sacerdotes-sanadores de esa desaparecida civilización. Este sistema se podría asemejar, en su esencia, al estudio e investigación, realizado por un grupo de biólogos marinos australianos a finales del siglo XX sobre el lenguaje y la comunicación de los delfines.

Con este laborioso trabajo se descubrió y se llegó a la conclusión de que los delfines son capaces de identificarse entre ellos mediante impulsos energéticos, aun hallándose a gran distancia unos de otros. Éstos pueden determinar, con exactitud, factores como el estado de salud, la disposición psíquico-anímica, la presencia de depredadores, etc.

En 1991 F.E. Eckard Strohm redescubrió esta técnica y la desarrolló, en base a un nuevo método de sanación holística: Atlantis Arolo Tifar o simplemente Arolo.

Profundizando en su identidad, Arolo Tifar en el idioma Atlante, significa “uno que ha dominado lo interno y lo externo”. Arolo, como indicábamos anteriormente, se sirve de una mayor frecuencia vibratoria que nos permite diagnosticar la raíz de la manifestación de la enfermedad o del dolor físico, psíquico o emocional. Observando el síntoma o cuerpo afectado y llegando a su causa, sintiendo y comprendiendo la “enfermedad” como el desarraigo de nuestra esencia.

Esta técnica nos permite avanzar en los procesos kármicos o de aprendizaje espiritual.

Todo en la vida es un aprendizaje y una recopilación de experiencias a desarrollar. Todo dependerá de la percepción del mismo, pero en lo que sí estaremos de acuerdo es que, a veces, esa vivencia nos paraliza. Arolo nos ayuda a comprender y asimilar estos procesos de evolución.

Te invito a una breve entrevista que nos ayude a conectar y a evaluar tu proceso

Hola, soy Fernando

Puedo ayudarte y acompañarte en superar cualquier crisis personal
en la que te veas inmerso.

Mi filosofía es la de no procrastinar e ir dando pequeños pasos que nos lleven a alcanzar la cima. Superando tus miedos y tus creencias limitadoras.

Verás cómo tus circunstancias sean laborales, personales o sociales, son meros escenarios para sacar de ti al mejor director y al mejor actor de tu obra.

Datos de contacto

Colaboración presencial con Centros que mantienen la misma Identidad. A tu disposición y servicio también online estés donde estés, en todo momento.

Otros enlaces 

• Aviso legal
• Política de privacidad
• Política de cookies