Yoga

El Yoga es una disciplina hindú, originada hace más de cinco mil años, que engloba toda una filosofía de vida.

Yoga

Trabaja en los planos mental, físico y emocional para lograr un estado de equilibrio y armonía holístico.

Gracias a la combinación de asanas o posturas guiadas, la respiración y la meditación, llegamos a armonizar cuerpo y mente.

Con una práctica continuada, el practicante alcanza la quietud mental, la relajación física, la conexión con su ser interno y el contacto con el presente.

El yoga que imparto se basa principalmente en una respiración consciente y regulada que se ajusta a los movimientos de los asanas, creando una fluidez corporal y energética y ayudando en la vivencia del momento existente.

Puede practicarlo cualquier persona, sin requerir una cualidad física especial. La práctica se adapta a cualquier individuo, enseñándole a conocer dónde están sus límites y de dónde emergen sus resistencias.

Por ejemplo hay personas, generalmente mujeres, que pueden ser hiperlaxas y que tienen una mayor flexibilidad en sus articulaciones, tendones, músculos y cartílago. Algunas de ellas padecen estados de ansiedad, por lo que la relajación en el yoga les puede ayudar a canalizar su mente y su energía.

Por otro lado, un hombre que, por su naturaleza y genética, es más rígido que una mujer y alega esta “limitación” de flexibilidad para no realizar yoga, cuando la práctica de esta filosofía precisamente le va a enseñar a ser más flexible a la hora de actuar. Si no hay flexibilidad dentro de uno, será difícil que nuestra actitud y comportamiento se manifieste.

Te podría dar mil ejemplos, pero el Yoga es experimentar.

“El Yoga es la medicina para el cuerpo y para el alma

Como te comentaba, son muchos los beneficios que podemos encontrar. Nos ayudará a mantener, recuperar y mejorar nuestra salud física, a relajar nuestro cuerpo y vaciar nuestra mente, a aumentar la flexibilidad, nuestra fuerza y el equilibrio.

También nos dará una mayor oxigenación a nivel celular, fortalecerá y nos protegerá de lesiones y dolencias en nuestra columna vertebral, mejorará nuestro sistema cardiovascular, nuestra función digestiva y, sobre todo, nuestro sistema nervioso.

Además, reforzará nuestro sistema inmunitario, equilibrará el buen funcionamiento de nuestras glándulas y regulará las funciones fisiológicas para facilitarnos la eliminación de toxinas.

El Yoga también va a contribuir a potenciar nuestro crecimiento personal y espiritual. Seremos más conscientes de lo que somos y hacia donde queremos llegar. Nos aliviará de pensamientos, emociones y creencias negativas y limitantes. Potenciará nuestra fuerza interior y nos ofrecerá el entendimiento para estar en paz con el mundo que nos rodea.

En un primer momento, no te lo vas a creer, pero el Yoga mueve conciencias y produce cambios internos que te van a permitir tomar decisiones, dando respuestas y soluciones a asuntos que veías como perdidos, lejanos o de difícil resolución. Lo mismo sucedía con la creencia de que dicha práctica es para “vagos”. También yo lo creía hasta que llegue hasta aquí.

 

Te invito a una breve entrevista que nos ayude a conectar y a evaluar tu proceso

Hola, soy Fernando

Puedo ayudarte y acompañarte en superar cualquier crisis personal
en la que te veas inmerso.

Mi filosofía es la de no procrastinar e ir dando pequeños pasos que nos lleven a alcanzar la cima. Superando tus miedos y tus creencias limitadoras.

Verás cómo tus circunstancias sean laborales, personales o sociales, son meros escenarios para sacar de ti al mejor director y al mejor actor de tu obra.

Datos de contacto

Colaboración presencial con Centros que mantienen la misma Identidad. A tu disposición y servicio también online estés donde estés, en todo momento.

Otros enlaces 

• Aviso legal
• Política de privacidad
• Política de cookies